domingo, 17 de enero de 2010

Como un ratoncito, poco a poco.




Lo conseguí, me ha llevado varios días pero ya lo puedo decir. ¡El blog existe!
Y diréis que no es nada del otro del mundo, pero para alguien tan negada como yo, en esto de la informática, es toda una proeza. Y gracias a tres petardillas que hay por ahí y que no han dejado de insistir en que tenía que hacerlo ¡Ya!
No creáis, llevo varias horas pensando qué debería de poner en esta primera entrada. Es algo así como la inauguración de un lugar de encuentro, la cosa no es moco de pavo. Sólo sé que lo hago con mucha ilusión y que estoy segura de que con el tiempo llegaré a ser toda una experta en eso de los gadget, las plantillas, los comentarios… ufff, que he soñado esta noche con ventanas emergentes y enlaces…
Hace ya bastante tiempo, me ocurrió lo mismo con las páginas web y los foros que fuí encontrando cuando decidí liarme la manta a la cabeza y darle al buscador de internet. Entonces encontré un mundo diferente, donde la romántica y las lectoras convulsivas daban rienda suelta a su afición. No podía creer que hubiera tanta gente que tuviera los mismos gustos que yo, y sobre todo cuando descubrí que también algunas de ellas hacían sus pinitos, escribiendo “relatos” ¡Aquello fue apoteósico!
Ahora, unos años después, no me imagino el día a día sin esas pequeñas tertulias de tres líneas, ni esos comentarios de qué libro estás leyendo y cual piensas leer en cuanto devores el que tienes entre manos. Y sobre todo, el ánimo que te da las palabras de aliento de quienes te achuchan casi a diario para que escribas un poco más, para que envíes el último manuscrito a una editorial, para que pongas otro poquito de la última historia que llevas entre manos.
Y bueno, ya lo dije, que gracias a esos empellones, vamos logrando cosas positivas y sobre todo, vamos abriendo camino que es lo más importante.
Sin darte cuenta, te vas metiendo en un mundo de fantasía compartida. Tú que solo lees romántica contemporánea, te pones a escribir una histórica, o una fantástica con sus monstruos y sus hechiceros. Sólo quieres escribir, y escribir, y sobre todo que te lean. Porque no hay nada más placentero para un autor, aunque sea novel, que sus lectores se identifiquen con sus personajes, que sus palabras provoquen pasión, dolor, amor, sentimientos que alguna vez se creen olvidados y que por alguna razón, en ese momento has sabido transmitir.
Y eso es lo que quiero plasmar y compartir en este blog: mis alegrías, mis ilusiones, mis sueños, mis sentimientos.
Y quién sabe, Algún día…

9 comentarios:

menchu dijo...

¡Que bien hablas! has sabido plasmar los sentimientos que tenemos cuando escribimos. Comparto contigo cada una de tus palabras.

Felicidades por blog. Al final ha salido y ha salido muy bien. Te ha quedado muy guapo.
Un beso y nos vemos por aqui.

cindy dijo...

Que chevere ana! y como dice Menchu pero variando sus palabras, te has expresado muy bien en cuanto a tus sentimientos..!

Felicitaciones a todas.! besitos..

Chus Nevado dijo...

Y quién sabe. Algún día... algún día llegará el momento que todas llevamos esperando durante tanto tiempo. Y lo digo con convicción, porque no puede ser de otro modo. Ya sabes que cada vez que tu ánimo decaiga, ahí estaremos para auparte, hasta que subas por ti sola y tus esfuerzos sean por fin recompensados.

¡Niñaaaaaaaa, que lo has conseguido! ¿Ves cómo esto de los blogs no es tan difícil? Ahora, poquito a poco, que nadie ha nacido "aprendido". Por cierto, me encanta tu primera entrada. Como bien dice Menchu, has sabido plasmar a la perfección todos nuestros sentimientos. Ya estoy esperando con impaciencia tu siguiente entrada...

Besos,

Chus

jordim dijo...

sigue escribiendo, que es muy saludable y te expresas fenomenal.

Mar Carrión dijo...

Hola Ana!!

Lo ves petardillas?? Ains, hace cuatro días decías que tú eras muy negada para estas cosas y que no te veías creando un blog ¡¡pues mírate ahora!! jajaja, ahí tienes la prueba de que todo es posible!!
Y te ha quedado muy bien!! ahora a ir adornándolo poco a poco.
Un besazo guapa!!
Mar.

Chus Nevado dijo...

Eins... Ana, ¿ya empezamos a censurar mensajes? Jajajajaja Ayer por la noche te dejé un comentario aquí y no está... ¿tan poco te gustó que no lo has querido hacer público? Jejejejeje

Pues nada, que ya no me acuerdo de lo que te dije, así que me quedo únicamente con la felicitación por la apertura de tu blog. ¿Ves cómo has podido ser capaz de hacerlo? Yo no lo dudaba ni por un instante. Y te ha quedado muy chulo, pero más chulo que lo irás dejando poco a poco. Ahora, a esperar tu siguiente entrada...

Besos,

Chus

Ana R. Vivo dijo...

ains, ¡que va! no censuro mensajes, lo que pasa es que estoy cogiéndole el tranquillo a la cosa, y además llevo toda la mañana mirando coches... necesito uno urgentemente y una cosa es verlo en la publicidad y otra llegar al concesionario y empezar a ponerle el aire acondicionado, cierre centralizado, color metalizado, uffffffffff, que el precio ya no es lo mismo...

Elena dijo...

HOla Ana,
Veo que os váis animando con los blogs, asi me gusta,
Felicidades!!!
Espero que cuelgues muchos relatos
que ya sabes que me encantan-

Petonets
Elena

Ana R. Vivo dijo...

Hola Elena, ¡que gusto me da verte! ¡cuanto tiempo sin saber nada de ti! algunos correos y poco más. Sí, espero colgar algunos relatos y que los disfrutes conmigo. Un besazo, Ana.