martes, 2 de marzo de 2010

Dos premios a mi Blog.


A mi Blog le han concedido dos premios de parte de Mar Carrión y Menchu Garcerán, amigas, atizadoras morales y mis dos críticas más cercanas.
Las reglas para que pueda aceptar el premio son las siguientes:
Escribir siete cosas sobre mí, y elegir siete blogs.

1- Tengo un vicio muy malo y es que no puedo estar sin leer o escribir, puedo pasar un día sin comer, pero sin un libro en las manos, jamás.

2- Me aficioné a la lectura romántica desde que mi madre me mandaba a "cambiar novelas" a una librería que había cerca de casa. A veces me sentaba en una esquina y leía un poco más antes de volver a casa.

3- Recuerdo una anécdota de la primera novela romántica que escribí cuando tenía unos catorce años (ya ha llovido bastante) y es que solía escribir en las clases mientras las monjas daban apuntes. Bien, pues cuando estaba en plena escena "importante" la madre Consuelo, una monja muy estirada, me pilló muy centrada en mis apuntes y me quitó la libreta.
Ya os podeis imaginar, me dijo de todo menos bonita y me aseguró que mi futuro sería muuuuy incierto si seguía leyendo y escribieno de esas "cosas".

4- Estoy escribiendo "No mires atrás" y ya estoy terminannnnnnnnnnnnndo.

5- Me encanta el cine, pero casi siempre me tengo que conformar con ver las peliculas en video.

6- Me encanta cocinar y sobre todo los días libres hacer pasteles y postres. Cuando mis hijos ven una tarta o bizcocho ya saben que estoy de descanso.

7- Llevo varios meses pensando qué coche comprarme y todavía no me decido. ¿Será la edad o que hay muchos modelos???


Los blogs:

Amber Lake

Chus Nevado

Mar Carrión

Menchu Garcerán

Noelia Amarillo

Pilar Cabero



7 comentarios:

Amber lake dijo...

Muchísimas gracias por el premio a mi blog, Ana.
Me ha hecho mucha gracia leer una de tus "confesiones". Mi madre también me mandaba a cambiarlas y hacía lo mismo que tú; después, en cualquier descuido, terminaba de leerlas porque ella no quería que me llenara la cabeza con "esas historias". Ahora está muy orgullosa de que escriba las mías propias.
Un beso.

Ana R. Vivo dijo...

¿Verdad que sí???
A mi me daba mucho morbo pensar que no podía leer aquellas novelas. Ella decía que eran para mayores¿? Uffff, con lo que han cambiado. Eso sí, ahora está deseando pillar alguna de las mías, pero le doy largas y largas... besos, Ana.

menchu dijo...

¡Niña! ¿La madre Consuelo de Octavio Cuartero 1 compañía de María?
No me lo puedo creer. A mí no me pilló escribiendo pero estuvo a punto de pillarme echando una siestecita. ¡Ana! que hemos estado sentadas en las mismas aulas y no lo sabíamos!
Yo cambiaba novelas de Marcial La Fuente y las de Corin Tellado, Ah1 y las fotonovelas ¿os acordáis de ellas? Yo siempre quise hacer una.

Ana R. Vivo dijo...

jajajaja, Menchuuu que sí, que hemos ido las dos a "La enseñanza" Con ese uniforme horrible de falda con tablas y pata de gallo y la chaqueta y los calcetines verdes, arrggg que horror.

Y la madre Consuelo me daba religión e historia, claro no me enteraba de nada porque en clase escribía mis relatos y se los leía a las compañeras en el recreo, debajo de los árboles y los rosales esos que ponían con espinas para que los chicos no saltaran la tapia, o escondidas en el gimnasio.
¡Que pequeño es el mundo.
besazos, Ana.

menchu dijo...

Lo que habrán visto y oído esos rosales que, por cierto, olían a gloria.

Chus Nevado dijo...

¿Será culpa de ese colegio que de él han salido dos magníficas escritoras?

Ana, aunque con muuuuuuuuuuucho retraso, te agradezco enormemente el premio que le has concedido a mi blog.

Ana R. Vivo dijo...

De nada guapetona. Ahora que estás de vacaciones, espero que te pongas las pilas, descanses mucho y escribas algo. Un beso, Ana.