viernes, 9 de julio de 2010

No al plagio





Di "NO" al plagio.

Desde aquí doy las gracias a Anna, del blog Princesa, por este premio que no tiene reglas y para ver si terminamos con el plagio. No hay nada más desagradable que encontrar copiadas tus palabras; aunque sólo sean unas líneas pero que se han creado con la ilusión de que sean disfrutadas.

Y como este blog no tiene reglas, os hago entrega a todos/as aquellos/as que tengais un blog y colgueis en él con toda la ilusión del mundo vuestros maravillosos relatos. Los cuales son de incalculable valor por ser "originales".

5 comentarios:

Chus Nevado dijo...

El tema del plagio es vergonzoso, se mire por donde se mire. En realidad, mucho no podemos hacer, ya que nos es imposible meternos en la mente de esos "ladrones de ideas" para evitar que esto siga sucediendo. Sin embargo, aunque sea poco, con esta publicidad sí que podemos hacer partícipes a todo el mundo de nuestro desagrado y condenar tales acciones, y rezar para que llegue el día en el que no tengamos siquiera que hacer mención alguna a esa palabra tan fea que se denomina "plagio".

Ana R. Vivo dijo...

La verdad es que sí, Chus, poco podemos hacer, pero no debemos perder la esperanza, ¿no? Tal vez algún día, esos ladrones como tú dices, tengan ideas propias. Un beso.

Amber lake dijo...

Gracias por la parte que me toca, Ana.
Yo tuve hace años la desagradable sorpresa de ver uno de mis relatos casi exactamente publicado por un individuo; desde entonces soy muy precavida a la hora de colgar algo de mi autoría y, desde luego, siempre lo paso por registro.

Piedra dijo...

Buen articulo, cuanta razón, yo no lo podría decir mejor, así que si no te importa te lo copio para mi blog.
jejeje :P

Es una pena cuando buscas información en internet y descubres el mismo artículo copiado una y otra vez y sin saber cual es la fuente original.
Si escribes algo, una forma de que reconozcan su valor es que lo reproduzcan, pero que se lo apoderen es vergonzoso.

Ana R. Vivo dijo...

Claro que no me importa que lo copies para tu blog, Piedra, y gracias por el comentario.